Estamos en fechas pre-navideñas y, si hay algo en estas semanas aún más típico que el encendido de las luces en las calles, es el temido/ansiado momento de todos los que trabajan en alguna empresa: ¡La Cena de Navidad! A veces es un puro compromiso que no apetece nada y otras es una gran excusa para compartir con tus jefes y compañeros momentos diferentes que pueden llegar a ser muy divertidos y provechosos. En cualquier caso, es una buena idea aprovechar el momento para sacar un poco más de partido a tu belleza que en el día a día (¡y para que los que siempre te ven con las ojeras puestas, descubran tu lado más femenino y seductor!). Aunque con las prisas, y muchas veces siendo la cena directamente al salir de trabajar ¿cómo lo hacemos?

Muy sencillo: póntelo fácil. Si tenemos en cuenta, además, que estas fechas suelen ser bastante frenéticas, por las mil y una cosas que hay que hacer, no hay mejor consejo que este. Y para ello, te proponemos una pequeña rutina que te resultará muy sencilla de incorporar en tu apretada agenda y cuyos productos puedes adquirir ahora en nuestra nueva web en el pack especial #soymujersensilis polifacética, más cómodo y económico.

¿Preparada para ser la más seductora en tu cena?

1.- Ilumina tu piel

La mañana anterior a tu cena, con la piel recién limpia, dedica cinco minutos a realizarte un peeling facial revitalizante con carbón vegetal, aplicando el Skin Delight Black Peeling Sensilis. Verás cómo tu piel se ilumina casi milagrosamente, gracias a la regeneración celular, y cómo unifica el tono dejándole un aspecto completamente renovado. Justo el efecto que necesitas para que al final del día tu piel siga desprendiendo la luz que buscamos.

2.- Utiliza tu arma secreta

Después del peeling, y aprovechando que tu piel estará preparada para recibir al 100% todos los nutrientes y activos, es el momento de hacer verdadera magia con una ampolla Upgrade Chronolift. Gracias a su efecto tensor inmediato, verás cómo tus arrugas y líneas de expresión se alisan, reafirmando tu óvalo facial y aumentando aún más la luminosidad. El efecto será eficaz durante todo el día y ya desde por la mañana estarás preparada para lucir tu mejor cara. Si, además, consigues aplicarte otra ampolla justo antes de maquillarte por la noche, el efecto será increíble. ¡Y en sólo un minuto!

*Consejo: procura ese día no ir demasiado maquillada para que el cambio al llegar la noche sea más espectacular.

3.- El toque final

Tanto si tienes tiempo de maquillarte en casa antes de la cena, como si tienes que hacerlo rápidamente en un espejo del trabajo antes de ir, es imprescindible que no olvides meter en tu bolso el truco final que te hará entrar con el paso más firme: tu Labial Intense Matte de Sensilis 12 horas. En color rojo intenso, por supuesto. Para resaltar tu belleza natural y aplicártelo justo antes de entrar: será el auténtico toque diferente para una velada muy especial y… ¡durará toda la noche!

 

 

Consejos